Fuente: Confidencialcolombia
Fecha: Viernes, 26 Agosto 2011

"Tendré mala fama pero gano elecciones"

Por: confidencialcolombia.com

 

J. J. Rendón, el hombre de negro del marketing político, estuvo en Confidencial Colombia. El controvertido asesor habló de sus polémicas estrategias, su asesoría al partido de la U, de Santos, Uribe, Mockus y Peñalosa.

El prestigioso y controvertido asesor político J. J. Rendón ha trabajado en campañas por toda latinoamérica

Confidencial Colombia: ¿En qué anda por estos días J. J. Rendón?

J.J. Rendón: Yo ando silencioso, que es lo correcto. Yo cuando estoy en campaña estoy calladito.

C.C:Pero sabemos que está asesorando a Luis Pérez para la alcaldía de Medellín…
J.J.R:Nosotros no tenemos una relación formal de asesoría. Yo tengo un compromiso con él de ayudarle porque en la campaña pasada él iba arriba y al final perdió contra Alonso Salazar, quien niega que yo le ayudé. La verdad es que Salazar ganó gracias al aporte que se le hizo el último mes, pero así es la vida.

Luis Pérez trabajó fervientemente en la campaña de Santos, colaboró con los buenos resultados que hubo en Medellín y por lo tanto yo decidí estar abierto a ayudarle, y él también buscó la ayuda pero no hay una relación contractual con él.

Yo le comenté que no podía trabajar formalmente con él por el contrato que tengo con el Partido de la U, pero que le podía ayudar, entonces arrancamos el año pasado.

C.C: ¿Cómo es el tema de su vinculación al Partido de la U?

J.J.R:Ese es el único contrato formal que tengo en Colombia, el de el Partido de la U. Yo soy asesor del partido en términos generales, asesoro al Presidente del partido, a las directivas en comunicaciones, estrategia, manejo de crisis, de opinión pública, todo lo referente a comunicación en los espacios institucionales, agenda legislativa. Todo, es una asesoría integral.

Pero el partido es el partido de gobierno, y por supuesto tienen muchas reuniones con gente de lo que ahora llaman la Unidad Nacional. Entonces me reúno con gente de diferentes partidos pero tenemos pocas campañas específicas, y de las que tengo no hablo. Te puedo hablar de las que no tengo.

C.C: Usted se ha caracterizado por dar giros generalmente ganadores a las campañas políticas…

J.J.R: Generalmente no, siempre. Es la verdad, no es prepotencia decir “yo soy blanco” o “yo soy moreno”.

C.C: ¿Cuál es el secreto?

J.J.R: El secreto es ver las cosas con frescura, el secreto es ser estricto con la metodología, ser objetivo, racional, práctico, tiránico con el esfuerzo y con la búsqueda del logro de las metas. No conformarse con un simple logro ni con una cancioncita, es entender el gentilicio de los países donde uno trabaja porque cada país es diferente, incluso cada departamento, cada ciudad es diferente.

Es muy importante no creer que tienes la fórmula mágica. No creértela. Por eso cada campaña la asumimos como si fuera la primera, con la misma pasión, con las mismas ganas, con el mismo interés, con la misma meticulosidad y con la misma intensidad. Nosotros no nos sentimos cómodos en ninguna posición y cada vez que ganamos siempre pensamos como si hubiéramos perdido y empecemos de cero otra vez.

Cuando uno gana todo fue bueno, pero cuando pierde todo supuestamente fue malo. Yo he analizado cosas buenas que hizo el Partido verde, que hizo Vargas Lleras en Cambio Radical, el Partido Liberal… porque hay que ser objetivo, no todo fue malo, no todo fue bueno.

C.C: ¿Y qué opina de los que afirman que usted utiliza métodos de guerra sucia?

J.J.R: Hay tres tipos de personas que dicen eso. Hay gente normal, y tú sabes que si a la gente le preguntan que los platillos voladores, opinan sin saber. Yo respeto que ese tipo de gente tiene derecho a su opinión.

Cuando eso pasa a medios de comunicación importantes y a personajes de la vida pública, yo he decidido defender el poco buen nombre que me queda. Entonces yo demando a quien corresponda: tengo demandada a Piedad Córdoba, tengo demandado a Lucho Garzón, tengo demandado a la W, tengo demandados 23 periódicos y revistas de México y he ganado 14 de esas y estamos estudiando otras demandas.

Cuando la gente hace eso yo los demando. No les hago bulla a las demandas porque se cree que yo estoy haciendo lo mismo que hacen ellos y con ganar la demanda me doy por satisfecho.

Y luego hay un tercer grupo de gente que es la que cree que el pueblo vota por el candidato que tiene tal o cual consultor detrás. A la gente no le importa eso, los votantes creen en su candidato y no en quién lo asesora, tiene un toque muy grande de competencia desleal y un gran toque de nacionalismo malentendido. Hoy por hoy las neuronas no tienen nacionalidad.

Yo creo que hay mucho de mito también, suponiendo que hubiera guerra
sucia, ¿dónde están los operadores y la plata para esa guerra sucia? Si de verdad mis enemigos tuvieran soportes o pruebas de eso, hace rato me hubieran denunciado y hace rato estaría preso.

Yo siempre les digo a los que me critican, que denuncien. Y si lo hace alegremente, que se preparen para la contrademanda. Yo no soy de los que se deja. Yo no hago guerra sucia ni hago cosas fuera de la ley.

Ahora, campaña negativa es otra cosa. Si un candidato tiene corruptelas, hechos al margen de la ley y pretende descaradamente mantenerse en el control del poder, y yo estoy del otro lado, por supuesto que voy a hacer que el electorado se entere de quién es la persona y no vote por él.

Si el candidato no sabe lo que está haciendo, si tiene contradicciones, si no sabe gobernar, si no conoce el país, si no entiende las leyes, por supuesto se lo voy a destacar, y eso no me parece ninguna guerra sucia.

C.C Eso pasó cuando usted asumió la asesoría de la campaña de Santos…

J.J.R:Sí, pero eso fue por ahí el 5 por ciento de la campaña. Retomar las banderas de la U, las banderas de Uribe; cuando yo llegué a la campaña había 7 sedes de la U en Bogotá, eso se unificó en 96 horas.

Modificamos la comunicación, bajamos toda la publicidad de todo el país. Porque el partido de la U tiene 5 años y a la campaña de Santos de dio por ser naranja naranja. Si tú tienes la Ola Verde en frente, no puedes montar la ola naranja alejándote de lo ya sembrado.

Fue mucho más complejo que hacer campaña negativa. Se escribieron 26 canciones, incluso la canción bandera que se hizo, que la escribió Jorge Celedón, se volvió a hacer. Con Vicky de Narváez escribimos canciones, también corregimos los eventos, las giras, el uso del tiempo, los debates, las declaraciones a la prensa, la relación con los medios, la organización el día de las elecciones, la movilización de los electores.

Esto no es solo una cosa de publicidad, la estrategia incluye la publicidad pero no es solo la publicidad. Pero como la gente que controla las campañas políticas en Colombia es publicista y es lo que más se ve, no entienden cuál es la función integral estratégica, porque están acostumbradas a que una campaña es una canción, un jingle y un spot de televisión, ojalá fuera tan fácil.

C.C: ¿Por qué ganó la U con la llegada de J.J. Rendón a la campaña?

J.J.R: Método, disciplina.

C.C: ¿Por qué perdieron los Verdes?

J.J.R: Por falta de método, porque eran unos muchachos apasionados, sin método, sin disciplina. Cuando tú les das un empujoncito,se desploman.

C.C: ¿Le hubiera gusta asesorar esa campaña?

J.J.R: Es diferente ahora, cuando uno ve las cosas desde la distancia. Pero lo que me parece es que era un movimiento bonito, era una cosa espontánea en la que los líderes no estuvieron a la altura de la pasión de la ciudadanía. Mucha de esa fuerza ciudadana hoy la tiene Santos y una cosa es estar en campaña y otra estar en el gobierno.

C.C. ¿Se refiere al hecho de que Santos ganó con la agenda de Uribe y gobierna con la de la oposición de entonces?

J.J.R: Sí, en parte y yo creo que eso es lo que merece este país. Este país necesita de unidad, de falta de conflicto, de pasar la página y mirar hacia el futuro. Yo soy admirador de Uribe, pero también le he dicho que toca pasar la página, ya él no es el presidente del país y tiene que buscar dónde capitaliza ese arrastre que todavía tiene hoy gracias a su valiosa gestión. A mí me hubiera gustado para que manejara las cosas mejor, pero lamentablemente están más estomacales que cerebrales.

Uribe es un líder carismático, y a mí no me gusta asesorar líderes carismáticos porque ellos creen que se las saben todas. Esta clase de líderes tiene grandes logros y grandes errores y a veces no escuchan.

C.C: ¿Y Santos qué clase de líder es?

J.J.R: Santos es el estadista perfecto. Es un gerente, un conciliador, un tipo inteligente, ágil, capaz de reunir voluntades. Santos está más allá del bien y del mal en ese sentido. Él no está pensando en la reelección, ni en ser reconocido por la historia, él está pensando en ser el mejor presidente que pueda ser y está contento de servirle a su país,
ese era su sueño.

Santos ya no es mi cliente pero por supuesto que tenemos una buena relación y hablamos de vez en cuando.

C.C: El partido de la U no tiene candidato a la alcaldía de Bogotá, y se ha plegado a Peñalosa, ¿ha tenido algún acercamiento con él?

J.J.R: No, cero. Si yo fuera el partido verde, buscaría el acercamiento. Al margen de que J. J. Rendón acepte o no, yo buscaría el acercamiento.

Mira lo que está haciendo Luis Pérez, él dijo “yo perdí y tú estabas del otro lado, ven para este lado”. Puede ser que el doctor Peñalosa sea un gerente y tenga muy venas ideas, pero para gobernar necesitas ganar las elecciones.

La gente solo conoce la fama que algunos me han creado. Tendré mala fama pero gano elecciones. Yo lo que no acepto es ser perro de finca, que cuando vienen los invitados lo esconden y cuando vienen los ladrones lo sueltan.

Yo no puedo acercarme a ningún grupo que sienta que mi presencia es vergonzosa porque yo no soy un delincuente.

C.C: ¿Y usted cree que Peñalosa o que los verdes piensan eso?

J.J.R: Yo creo que los verdes no han pasado la página. Si siguen creyendo esa mitología de que nosotros supuestamente armamos una guerra sucia en 35 días contra el pobrecito Mockus, eso no es cierto.
Mockus se enredó él solo. Yo no le dije a Mockus lo que tenía que decir, ni manipulé a nadie en la prensa, por el contrario los periodistas tenían un ambiente pro Mockus.

Hoy da lástima ver lo que los verdes pudieron haber logrado y no lograron. Ellos serían la gran fuerza crítica y ahora están llorando porque les quitaron la agenda en vez de aplaudir el hecho de que sus ideas sean tomadas.

C.C: ¿Cuál es la diferencia entre asesorar un candidato y asesorar un partido de gobierno?

J.J.R: Con el candidato tú tienes unos objetivos específicos, ganar una elección. En el caso del partido, depende. Si yo asesorara al Partido Conservador, mi objetivo sería reivindicar a un partido que está golpeado.

Si la asesoría fuera al Liberal, tendría la opción de recuperar el poder.
Si tuviera la del Polo, tendría que reivindicar también al partido.

El partido de la U es un partido preadolescente, a mí me da risa cuando lo comparan con otras colectividades porque la U tiene cinco años. Y le ha ido demasiado bien, tiene más gobernadores y alcaldes que el Polo, que lleva más años. Y puso presidente, ¿qué más quieren?

La U va evolucionando poco a poco, y esa es la asesoría, no es una asesoría para octubre. Es para el futuro.

C.C: ¿Y cuánto cobra J.J. Rendón por una asesoría?

J.J.R: Esa cifra es confidencial y se le entrega transparentemente en el momento pertinente a las autoridades correspondientes DIAN, Registraduría, etc.

JJ Rendón Especialista En

  • Comunicación política
  • Voto Hispano
  • Clínica del rumor
  • Marketing social
  • Manejo de crisis de opinión pública
  • Planificación de carreras políticas

 

Más información

 

Contacto

Dirección:
Miami, FL

Teléfono: + 1 305 905 95 33

Email: jjrendon@jjrendon.com

JoomShaper